Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para una mejor experiencia y servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Para más información, visite nuestra Política de Cookies

"El optimista siempre tiene un proyecto, el pesimista una excusa" - Anónimo

¿Qué hace a un nuevo producto exitoso?

¿Qué debe hacerse para incrementar las posibilidades de éxito de un nuevo producto?

Estas preguntas se hacen los directivos de empresas desde hace décadas. Ahora más que nunca tener una respuesta a estas preguntas es crítica. Las capacidades para desarrollar y lanzar exitosa y rápidamente nuevos productos son críticas para los negocios.

Existen dos aspectos fundamentales: ejecutar adecuadamente proyectos de desarrollo de nuevos productos y ejecutar los proyectos adecuados.

Ejecutar adecuadamente los proyectos: la ejecución de proyectos, desde la idea al lanzamiento podrían incorporar actividades internas/externas, regulatorias, de factibilidad comercial, financiera y productiva, hasta la formulación y pruebas industriales. La coordinación de actividades, agilizando aquellas que requieren atención y evitar la realización de aquellas otras que aún no han sido autorizadas, manteniendo el estado en cada una de las actividades, permite integrar equipos y personas en el momento adecuado, logrando con ello el lanzamiento de nuevos productos de forma ágil y con el menor costo posible. En este aspecto también se consideran los aspectos encaminados a proteger la propiedad intelectual de las empresas, integrando a personas o equipos de trabajo que realicen las tareas que les corresponden en el nivel y adecuado acceso a la información que les corresponde.

Ejecutar los proyectos adecuados: igualmente importante, pero frecuentemente omitida en los procesos tradicionales de investigación, es el aspecto de seleccionar adecuadamente los proyectos.

Se tiene información que productos con una superioridad de producto tiene una probabilidad de 98% de éxito, comparado con productos con moderada ventaja competitiva que tuene una probabilidad 58% y una probabilidad de 11% de productos sin una ventaja competitiva.

A esto habría que agregar que productos diseñados adecuadamente, durante el proceso de definición logran una probabilidad de éxito de 85%, comparado con definiciones moderadas o pobres, que tienen probabilidades de 64% y 26% respectivamente.

Con PLM Optiva, una solución para el desarrollo de nuevos productos para industrias alimenticias, químicas y farmacéuticas, se cuenta con una herramienta que ayuda a las organizaciones a definir, ejecutar y controlar exitosamente proyectos ya sea de innovación, extensión, reformulación o reducción de costos.

Coordinando todas las etapas desde el proceso hasta el lanzamiento, incluyendo poderosas herramientas para formulación y análisis. Cubriendo los aspectos regulatorios y especificaciones que ayudan a la definición y realización exitosa de proyectos, logrando un incremento considerable en la productividad y velocidad en la realización de proyectos de desarrollo de nuevos productos.